Cómo responder a preguntas difíciles en una entrevista
15973
post-template-default,single,single-post,postid-15973,single-format-standard,bridge-core-2.2.9,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

Cómo responder a preguntas difíciles en una entrevista

Cómo responder a preguntas difíciles en una entrevista

¡Si conseguiste una entrevista de empleo, felicidades! Has llegado a una etapa importante del proceso de reclutamiento, y esto significa que tu resumé fue lo suficientemente interesante como para contactarte y querer saber más de ti.  

No es ningún secreto que podemos enfrentar preguntas difíciles durante una entrevista, o quizás no es que sean necesariamente difíciles, sino que más bien nos cogen de sorpresa, y los nervios pueden traicionarnos. Por esta razón, es imperativo llegar allí con la mente abierta, y dispuestos a contestar con honestidad, cautela, y tranquilidad. Aunque nunca se sabrá exactamente qué preguntas te harán, porque cada puesto y cada compañía es diferente, sí puedes practicar con algunas preguntas comunes que casi siempre enfrentarás durante una entrevista, sin importar cuál sea la industria. Estas son las que discutiremos hoy, para que no te quedes en blanco a la hora de responder a lo más básico.  

  1. “Cuéntame de ti.”

Cuánto detestamos esto… A veces se nos hace más difícil hablar de nosotros mismos que de otras personas, porque no sabemos por dónde comenzar. “Cuéntame de ti” es un pedido tan amplio, que muchas veces que desconocemos sobre cuál aspecto de nuestras vidas comenzar a hablarles a los reclutadores. En este caso, no quieren escuchar sobre cuánto te gusta ir al cine, o que te gusta viajar. Sino que les interesa escuchar sobre tu trayectoria como profesional. Cuéntales mejor sobre qué experiencias, logros, habilidades, y certificaciones tienes que te han convertido en el profesional que eres hoy en día. Destaca tu elemento diferenciador que te distingue de los demás candidatos.

2. “¿Qué conoces sobre nosotros?”

Es imposible conocer todos los detalles de una compañía, y toda su historia, especialmente si es una compañía que existe desde hace muchos años. Pero si es posible (y necesario) realizar una pequeña investigación en internet para aprender los detalles básicos. Asegúrate de que entiendes bien a lo que se dedican, cuál es su misión, visión, sus valores, y hasta quiénes son los jefes o empleados actuales. Esta información la puedes obtener a través de su website, o en redes sociales como LinkedIn.

3. “¿Por qué quieres trabajar con nosotros?”

A veces, la realidad es que necesitamos el dinero, o la experiencia, o simplemente queremos cambiar de trabajo, pero no le vamos a decir eso a los reclutadores, claro está. Intenta hablarles sobre tus razones de crecimiento profesional, o por qué te gustaría pertenecer a esta industria o compañía a la que estás aplicando. Investiga sobre la historia y logros recientes de la compañía, para que estés al tanto de sus eventos importantes que podrían servirte de tema de conversación.

4. “¿Por qué debemos contratarte a ti?”

“Pues porque soy responsable, puntual, y buena persona” … Te recomendamos que evites comentar algo así. Esto se supone que sea un “given” en cualquier trabajo, ¿no crees? Que la persona que vayan a contratar obviamente deba ser buena persona, puntual, responsable, entre muchas otras cosas. Enfócate mejor en contarles sobre las habilidades, conocimientos, o experiencias que posees que te hacen ser el candidato ideal para encajar con su cultura y compañía, especialmente con la posición a la que estás aplicando. Cuéntales de qué manera puedes aportar a su equipo de trabajo, y cómo ellos se beneficiarían al tenerte en su empresa. Realiza una búsqueda en internet, y mira a ver si han tenido algún inconveniente o problema recientemente… ¡algo que podrías ayudarlos a resolver o mejorar!

5. “¿Tienes alguna duda para nosotros?”

¡Sí! ¡La respuesta siempre debe ser sí! Por lo general, esta es la pregunta que utilizan los reclutadores para finalizar una entrevista, y es tu última oportunidad para aprovechar y dejarles saber tu interés en la compañía, mediante las dudas que tengas. Hacerles preguntas demuestra interés, demuestra, además, que prestaste atención durante la entrevista, y hasta que has hecho tu investigación sobre la empresa. Algunas preguntas sugeridas serían: “¿Qué otros requisitos buscan que no están incluidos en la descripción del puesto?” o “¿Cómo es un día típico en la compañía?”.

Recomendaciones: 

  • Cuando vayas a hablar sobre ti, piensa que es tu gran oportunidad para venderte, algo parecido a un “elevator pitch”. Si es necesario, escríbelo y practícalo, ya que es muy probable que esta información te funcione para una futura ocasión en una actividad de “networking”. 
  • Conecta con la compañía a la que te encuentras aplicando a través de sus redes sociales. De esta manera, te vas a sentir más familiarizado con la compañía desde antes de la entrevista, y si conoces a algún colega que trabaje allí, pregúntale más información sobre la compañía. 
  • Disfruta el proceso y maneja la entrevista como una conversación, de manera tal que el reclutador pueda ver lo mejor que hay en ti.