El futuro del reclutamiento
15651
post-template-default,single,single-post,postid-15651,single-format-standard,bridge-core-2.2.9,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

El futuro del reclutamiento

El futuro del reclutamiento

Lo único constante en el mundo es el cambio, y como hemos visto, gracias a la tecnología y otros factores influyentes, las cosas van avanzando y cambiando más rápido que nunca. Es por esto que nuestros expertos en Recursos Humanos explicarán qué nuevas tendencias estarán surgiendo en los próximos años, y cómo afectarán a los candidatos/empleados y reclutadores.  

Glosario PRPDG;

Reclutamiento– es un proceso en donde una organización, empresa, o negocio busca candidatos o personas cualificadas (con las destrezas o conocimientos necesarios) para poder lograr las metas que tenga dicha compañía.

Aquí algunos de los elementos más importantes para el futuro del reclutamiento: 

  • Tecnología: Hoy en día, la tecnología está más avanzada que nunca, y se siguen creando nuevas formas para agilizar el proceso de reclutamiento. Una tendencia que se ha utilizado con más frecuencia recientemente es usar plataformas de video conferencia como lo son Zoom, Google Meets, Skype, Microsoft Teams, entre otras. LinkedIN también se ha convertido en una pieza clave para el reclutamiento, ya que funciona como un resumé virtual y te conecta con otros profesionales dentro de tu comunidad.  
  • Candidato- La nueva tecnología podría ser una ventaja para el candidato, ya que puede hacer las entrevistas desde la comodidad de su hogar o desde donde prefiera. Por otro lado, puede ser una desventaja si enfrenta problemas técnicos, como lo es la pérdida de señal o internet, sonidos de fondo, mala iluminación, entre otros. Si se trata de un proceso de onboarding, este se complicaría, pues el supervisor no estaría disponible en persona para enseñarle con mayor facilidad sobre los procesos de la compañía ni a cómo utilizar los programas. Esto puede hacer al candidato sentirse abrumado y perdido. De igual manera, existen ciertas tecnologías, como la inteligencia artificial y las video entrevistas, que aún no se han incluido en el proceso de reclutamiento en Puerto Rico. Sin embargo, las vemos en algunas compañías en Estados Unidos. Por lo tanto, debemos estar conscientes de que el proceso de evolución puede ser más rápido por las circunstancias presentes (COVID-19).  Si aún no tienes tu experiencia profesional de manera virtual, perderías oportunidades de empleos o que los reclutadores puedan contactarte. Ahora el candidato debe elaborar sobre sus habilidades tecnológicas en el resumé y en LinkedIN, ya que, por lo general, son las más relevantes hoy en día.
  • Reclutador- Pronto, solicitar empleo a través de un resumé, esperar a ser evaluado, y pasar por el proceso de un pre-screening con un reclutador por teléfono podrían ser cosas del pasado. Aunque aún no están siendo implementadas en Puerto Rico, hay que estar pendiente a estas innovaciones que están comenzando a surgir en diferentes partes del mundo. Algunas de estas novedades pueden ser: la creación de un video resumé, la dependencia total del resumé virtual a través de plataformas como lo son LinkedIN, o hasta la utilización de la inteligencia artificial para la contestación de preguntas, o evaluaciones mediante videojuegos para conocer la forma de pensar del candidato. De igual forma, se ha empezado a ver el uso de los “chatbots” para interactuar con el candidato en diferentes partes del proceso de reclutamiento, y las entrevistas virtuales a través de diferentes plataformas de videoconferencias. Esta mejora en la tecnología está logrando que el proceso de reclutamiento sea más eficiente y efectivo. Por consiguiente, debemos aprovechar este momento para comenzar a adiestrarnos en las habilidades necesarias para poder manejar este equipo de tecnología. Si aún no lo has empezado a utilizar, se puede ir creando un plan de desarrollo, dejándose llevar por dónde se dirija el mercado. De esta forma, cuando se implemente, los equipos y destrezas estarán alineados y no serán obsoletos.  

  • Interacción física: Al final del día, aunque la tecnología nos permita innovar y evolucionar en muchos aspectos del mundo laboral, nunca podrá sustituir por completo la interacción física. Esto es algo clave para percibir cómo es una persona y poder conocer al candidato más a fondo, pero debemos aprender a adaptarnos para cuando nos toque enfrentar situaciones similares a la de hoy en día con el COVID-19.   
  • Candidato– Muchas veces, gracias a la interacción física, el candidato tiene la ventaja de dar a conocer su personalidad y su manera de expresarse. Esto es un gran beneficio si el resumé del candidato quizás no es el más completo, o no tiene toda la experiencia necesaria. Una buena entrevista puede llevarte lejos, pero si es virtual, habrá una barrera inevitable que afectará la comunicación. Sin duda alguna, enfrentamos un gran reto. En este caso, se le añade un peso adicional a tu resumé y perfil de LinkedIn. Ya se les daba bastante importancia a ambos elementos, pero ahora se les exige a casi todos los candidatos que tengan su perfil y resumé actualizados, porque si no, nadie podrá encontrarte en el mundo cibernético. Estar ausente en las redes o plataformas equivale prácticamente a no existir, por lo menos en el ámbito laboral.
  • Reclutador– Como mencionamos anteriormente, no es lo mismo comunicarse a través de una pantalla que ver a alguien en persona, con todo y sus gestos corporales/ faciales. Esto es un elemento clave para que los reclutadores puedan hacer su trabajo adecuadamente, por lo que se verá limitado el proceso si la entrevista es virtual.  De todos modos, como vemos que la interacción física es cada vez menos y menos, debemos adaptarnos a estos cambios. En situaciones como el COVID-19, en donde simplemente no es una opción entregar el resumé en persona o ir a una entrevista presencial, hay que abrazar la tecnología por el bien común. Los reclutadores deben enfocarse en buscar la manera de conocer al candidato lo mejor posible, dadas las circunstancias. Esto se puede lograr formulando las preguntas correctas durante la entrevista.

  • Nuevas posiciones: Con la llegada de la tecnología y el paso del tiempo, es inevitable que se eliminen nuevos puestos de trabajo, pero que, a la vez, se vayan creando nuevas posiciones. No queremos que nuestras habilidades o conocimientos se vuelvan obsoletos, y es por esto que debemos mantenernos a la vanguardia de lo nuevo en el mercado, y de cuáles son esas habilidades que los reclutadores buscan en la actualidad para poder adaptarnos.   
  • Candidato- Si no evolucionas, te quedas atrás. Esa es la ley de vida que también aplica a nuestra carrera profesional. Debes encontrar la manera de transformar esos conocimientos o destrezas que has adquirido. ¿Cómo puedes hacerlo? Simple, debes realizar una investigación para conocer cuál es el “skillset” más buscado por reclutadores y adaptarte según tu industria y experiencia. Si ves que buscan habilidades que no posees, edúcate sobre ellas y adiéstrate. Busca las distintas descripciones de puestos en los portales de trabajo, para que observes cuales son las habilidades y herramientas que el mercado necesita.  
  • Reclutador– Por otro lado, los reclutadores también se están viendo obligados a repensar su estrategia para poder tener en cuenta la brecha de habilidades que ya estamos viendo en el mercado. Se espera que en los próximos 10 años la brecha sea tan grande, que se encuentren con millones de plazas sin cubrir. Aquellos contratando para una empresa en un campo de alta demanda, ya están empezando a notar cada vez más la dificultad para encontrar al candidato ideal. Esto se debe a que ahora hay más competencia para poder atraer y retener a ese candidato, dado a que no son muchos los candidatos que poseen las destrezas actuales que se encuentran en alta demanda. En cierto punto, la compensación adicional y los beneficios no serán suficientes. Es por esto que el reclutador debe de comenzar a no tan solo prepararse y anticipar las necesidades de la compañía para el próximo año, sino que debe considerar las próximas tendencias cambiantes que pueda enfrentar la organización. Su estrategia debe ser abarcar el presente, pero también ser lo suficiente flexible para las necesidades del mañana.  

Recomendaciones: 

  1. Es importante que tanto el candidato como el reclutador se adiestre en diferentes áreas y expanda sus conocimientos, para que así comparta lo aprendido con el resto del equipo. Esto debería incluir adiestramientos en tecnología y/o nuevas plataformas.  
  1. En adición, se debe velar por la salud física y mental de ambas partes. Es la responsabilidad del supervisor o reclutador que sus empleados se sientan cómodos y seguros en el espacio de trabajo, sea remoto o presencial. Cuando el trabajo se realiza virtualmente, es importante tener algún tipo de interacción adicional que no tenga que ver con el trabajo en sí, para que el equipo pueda conectar y socializar de otras maneras. Estas actividades tienen mucho valor y no se pueden perder solo porque no estemos en una oficina. Se deben hacer ajustes en los planes de trabajo para que nadie se vea afectado si se trabajará remoto, con esto nos referimos a trabajar por metas y objetivos teniendo en cuenta la flexibilidad.  
  1. No debes tener la mentalidad de que vas a esperar a que pase la pandemia para busca trabajo porque piensas que todo volverá a la normalidad, porque esto es falso. El mercado se dirige hacia una transformación inevitable y, por lo tanto, nada volverá a lo que conocíamos como “normal”. El momento para adiestrarte y educarte es ahora.