Las 5 formas para maximizar tu internado/co-op
15623
post-template-default,single,single-post,postid-15623,single-format-standard,bridge-core-2.2.9,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

Las 5 formas para maximizar tu internado/co-op

Las 5 formas para maximizar tu internado/co-op

Si eres estudiante universitario o recién graduado, es muy probable que estés buscando alguna oportunidad de trabajo para conocer el mundo laboral ya sea en cualquier industria que te llame la atención, sin necesariamente tener la responsabilidad de un trabajo a tiempo completo. A estas experiencias de trabajo le llamamos internados o co-ops.  

Glosario PRPDG: 

Internado– Consiste en trabajar para alguna compañía (en tu campo de interés) durante un periodo de tiempo o término. Puede ser con paga o sin paga, y usualmente son a tiempo parcial mientras se completan los estudios universitarios.  

Co-op– A diferencia del internado, los co-ops usualmente son a tiempo completo y, por lo general, se toma una pausa de los estudios para que ambas cosas no conflijan. Todo dependerá de la universidad y sus reglamentos.

Aquí te compartimos 5 formas para que aproveches este tipo de oportunidad al máximo, ya sea un internado o un co-op, y le vayas dando forma a tu carrera profesional: 

  • Conoce los beneficios– Antes de comenzar, es importante que sepas qué ventajas tendrás al participar del programa de internado para el que fuiste seleccionado, o para el que aplicarás. Por ejemplo, puede que quizás recibas remuneración económica por tu trabajo, o hasta te pueden ayudar a desarrollar ciertas destrezas que sean esenciales para tu área de interés. Aunque simplemente sea una experiencia más para incluir en tu resumé, los internados siempre aportan de manera positiva a tu carrera. Si sabes que al culminar con tu internado habrá oportunidad de permanencia o de aumentarte el sueldo, es importante que hagas el mejor trabajo posible para demostrarle a tus supervisores que mereces quedarte.  
  • Establece conexiones– En este mundo lo mejor que uno puede tener son las conexiones, pues muchas veces, tu éxito dependerá en gran parte de ellas. Date la oportunidad de conocer a tus demás colegas y hasta a tu supervisor, y verás que tendrás cosas en común con muchos de ellos. Nunca sabes cuando te volverás a encontrar con alguno de ellos en el futuro y se puedan ayudar mutuamente. Puedes hacer “networking” ya sea dentro de tu trabajo, o en actividades que lleve a cabo tu equipo.  
  • Identifica qué te gusta– Durante la experiencia, asegúrate de identificar aquellas cosas que te estén gustando y las que no. De esta forma, podrás entender qué temas o áreas te interesan más que otras, y esto te encaminará hacia tu carrera o profesión ideal. Ante cualquier duda, lo mejor es preguntar. Si tienes un supervisor con quien trabajes de manera más cercana, déjale saber qué áreas te interesan más o cuáles quisieras mejorar.  
  • Establece metas y objetivos– Mientras estés haciendo un internado o un co-op, te recomendamos que establezcas algunas metas que quieras lograr durante tu estadía como practicante. Por ejemplo, si quieres aprender a utilizar algún programa en particular o si quisieras desarrollar una habilidad que es muy común en tu campo, ¡aprovecha esta oportunidad para aprender! Sin importar cuál sea la meta, este paso es clave para mantener tu motivación durante el transcurso del programa.  
  • Documenta tus aportaciones– Debes guardar una copia de los trabajos, presentaciones, escritos o diseños que hayas desarrollado durante tu internado, porque así podrás demostrarles tu talento a futuros reclutadores mediante un portafolio. Puedes hacerlo siempre y cuando no sean documentos confidenciales, y tengas el permiso para guardarlos. Es importante tener alguna evidencia de tus trabajos, porque en ocasiones serán solicitados para evaluar tu aplicación.   

Recomendaciones: 

  1. Antes de solicitar un internado o una experiencia como un co-op, busca diferentes descripciones de puestos de manera tal que evalúes cuáles son los requisitos que más se repiten. De esta manera, podrás identificar qué destrezas o habilidades está buscando el mercado en los futuros candidatos. Así cuando comiences tu práctica, tendrás más claro qué destrezas querrás desarrollar, sin obviar las tareas adicionales que te hayan asignado. 
  1. Desarrolla junto a tu supervisor un plan de carrera a corto plazo. En este plan pueden establecer los objetivos a lograr y las tareas específicas que estarías realizando para lograr los objetivos. Te aseguramos que tu día a día en tu experiencia de internado o co-op tendrá un propósito específico que se va a alinear a lo que estás buscando. 
  1. Pídele retroalimentación a tu supervisor y a algunos compañeros de trabajo para ver cuáles de tus habilidades han sido de gran beneficio para el equipo, al igual que aquellas áreas que necesitas mejorar. Esto te permitirá crecer profesionalmente.  
  1. Participa en eventos de la compañía a los que seas invitado, porque así tendrás exposición y podrás hacer networking. Además de que demostrarás un interés en la compañía que va más allá de hacer un trabajo y recibir paga, y verán que también aprecias su cultura. No tienes que asistir necesariamente a las actividades grandes, sino que algo tan simple como participar en una rifa de la oficina, del cumpleaños de algún colega, o en un taller del equipo, esto te ayudará a crear una buena imagen. 
  1. Toma iniciativa y ofrécele tu ayuda para otros proyectos o tareas que no necesariamente te correspondan a ti. Si ves que algún compañero tiene mucho trabajo y tú tienes más tiempo en tus manos, ofrécele ayuda, te lo agradecerán y en un futuro podrían hacer lo mismo por ti. No tengas miedo de pedir que te incluyan en más proyectos que aporten a tu experiencia y aprendizaje.