Trabajar con un equipo multidisciplinario: ¿Ventaja o desventaja?
15763
post-template-default,single,single-post,postid-15763,single-format-standard,bridge-core-2.2.9,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

Trabajar con un equipo multidisciplinario: ¿Ventaja o desventaja?

Trabajar con un equipo multidisciplinario: ¿Ventaja o desventaja?

Este 2020 ha provocado que nuestras maneras de trabajar vayan evolucionado en todos los ámbitos. Tanto es así, que durante este proceso es muy probable que hayas descubierto o confirmado que trabajar solo es casi imposible; en muchos casos, se necesita el apoyo de un equipo que traiga nuevas ideas a la mesa. Pero a la hora de trabajar con proyectos especiales, o resolver problemas, ¿será una ventaja o una desventaja trabajar junto a profesionales de diferentes disciplinas? Entérate con nosotros cómo se puede manejar esta situación, y conoce las grandes ventajas y desventajas que tiene esta dinámica en el ambiente profesional.

Glosario PRPDG:

Equipo Multidisciplinario- Según la Escuela de Negocios Grupo IOE: “es un grupo de personas con diferentes formaciones académicas, especializaciones y experiencias profesionales, que trabajan en conjunto ya sea de forma habitual o durante un tiempo determinado para resolver un problema complejo común afrontándolo desde distintos ángulos”.

Aquí te compartimos algunas ventajas de trabajar junto a un equipo con profesionales especializados en múltiples áreas:

  • Facilita asignar las diferentes tareas– Cuando cada persona de un equipo tiene una habilidad en particular, o una especialidad, esto facilita el proceso de división de trabajo, puesto a que se conoce quiénes son expertos en ciertos temas.  
  • Hay menos sentimiento de competencia – Como cada profesional del equipo tiene un “background” distinto, ya sea por lo que ha estudiado o trabajado anteriormente, las distintas experiencias de cada uno se valoran aún más. Es menos probable que los demás miembros se sientan excluidos o intimidados por el conocimiento de otro, porque reconocen que cada cual es experto en un área específica.
  • Aportan conocimientos desde múltiples perspectivas– Gracias a la variedad de industrias a las que han pertenecido los miembros de un equipo, se pueden traer a la mesa opiniones desde puntos de vista diferentes. Cada individuo tiene una trayectoria única, y es mediante esta trayectoria que pueden aportar sugerencias relevantes.
  • Fomenta el repensar y reestructurar los procesos– Quizás los profesionales de X área están acostumbrados a hacer ciertos procesos de una manera en particular, mientras que los expertos en otro tema hacen las cosas de manera diferente. Con este choque de ideas es que se le abre el paso a la innovación.
  • Se aprende de los colegas– Cada persona de un equipo multidisciplinario tiene la ventaja de aprender de sus compañeros. Es importante aprovechar esta gran oportunidad, porque si hay algo que no sabes, o que te interesa mejorar, puedes pedirle ayuda a los demás. Por ejemplo, si eres experto en finanzas, pero quieres aprender sobre diseño gráfico, aprovecha y pídele al diseñador de tu equipo que te enseñe algunos tips. Así pueden complementarse.

Por otro lado, también te compartimos las desventajas que puede tener trabajar con un equipo multidisciplinario:

  • Aprender a confiar y colaborar- No todo el mundo es un “Team player” natural. A algunos les cuesta más que a otros el trabajar junto a otras personas. Hay quienes se les puede hacer difícil depender de otros para realizar algunas tareas, porque sienten que las cosas saldrían mejor si lo hacen por su cuenta. Estas personas que están acostumbradas a tener el control total de sus proyectos deben entonces aprender a manejar esta inquietud y a “soltarle trabajo” a los demás.
  • Dirigir al equipo– Un equipo siempre debe tener por lo menos una persona principal que lo guíe y que establezca las instrucciones de trabajo. Si no, es muy posible que los integrantes desconozcan qué camino tomar para el proyecto.
  • Manejar las mentalidades variadas– Como en los equipos multidisciplinarios hay personas de diferentes especialidades, es totalmente común de que surjan choques de visiones e ideas. Se debe trabajar con una mente abierta y dispuestos a colaborar y a escuchar a nuestros compañeros.
  • Aceptar las distintas maneras de trabajar– Muchas veces, cada especialidad o campo tiene una manera específica de hacer las cosas, y se les puede hacer difícil cambiar de momento su proceso de todos los días. Quizás algunos estén acostumbrados a hacer un proyecto rápidamente, pero otros tiendan a tomarse su tiempo para verificar y editar con detenimiento. Cada profesional deberá adaptarse a este nuevo ritmo de trabajo colaborativo, y aceptar/respetar que no todos trabajan de la misma manera.
  • Desarrollar paciencia– Algo muy importante, pero que a veces resulta ser difícil, es aprender a desarrollar paciencia. Si las cosas no están saliendo como a ti te gustarían, no te desesperes. Comparte tus preocupaciones con el resto del equipo, y si tienes alguna sugerencia para mejorar, hazla. Eso sí, no esperes que solo porque recomiendes algo, eso es lo que se hará. Al final del día, todo depende de lo que quiera el líder de la compañía/equipo, y de que haya un consenso entre todos los integrantes. 

Recomendaciones:

  1. Debemos ser receptivos ante este tipo de trabajo en equipo, porque nuestro proyecto se puede beneficiar al tener diferentes profesionales con múltiples especialidades y puntos de vista. No se puede ver la experiencia o habilidad de otro compañero como una amenaza, sino como una fortaleza que los beneficiará a todos. Aunque pienses que la diferencia de opiniones afectaría la dinámica del grupo, la realidad es que al final del día, todos tienen la misma meta final, y ese debe ser el enfoque.
  2. No siempre habrá sinergia desde el principio, pero si todos ponen de su parte y se toman el tiempo de escuchar a los demás, mientras colaboran con una mentalidad abierta, verán cómo esta unión los convertirá en un equipo sobresaliente.
  3. Esto no necesariamente significa que mientras más profesionales especializados, mejor. Se trata más bien de poder identificar qué profesionales debes incluir en tu equipo, dependiendo del proyecto que estés manejando. Todos se tienen que complementar entre sí para lograr la meta.